InicioBlogPágina 8

Blog

Taller para hacer cajas de música

Así comenzaba el taller de octubre de cajas de música:

Una caja de madera ya tratada y preparada para pintarla y el resto del material colocado: washi tape, arcilla de distintos colores, pinturas, pinceles, la laminadora, los distintos papeles para decorar el interior de las cajas y por supuesto, las manivelas con las melodías.

Antes de comenzar el taller había propuesto dos tipos de cajas para hacer: una decorada con estrellas y con una etiqueta con un mensaje y la otra con letras decoradas y algún otro objeto a elegir.

Como éramos bastantes en el taller hicimos dos grupos: uno de los grupos iba a dedicarse a pintar su caja mientras que el otro se ocupaba de hacer la decoración. Y luego al contrario: el primero manejaba la arcilla y el segundo pintaba. Previamente tenía los mensajes para las etiquetas que habían escogido las “cajeras” (dícese de aquellas que hacen cajas de música). También tenía preparados distintos papeles para escoger tanto para el interior de la caja como para las letras y las estrellas con las que se decoraron las cajas.

La mayoría de las cajas eran para regalar a las parejas o a algún hijo, como a Bruno o a María.

Se escogieron melodías de todo tipo, desde el Canon de Pachelbel hasta “You are the sunshine of my life” y desde luego no faltó el gran Frank Sinatra con “My way” o “Strangers in the night”… mucho amor en este taller.

El color preferido por muchas fue el azul, pero también se usó el gris clarito, el rojo, tostado…

Aquí estamos con las manos en la masa: pintando, haciendo las transferencias en las letras, vamos, currando como tiene que ser.

Aquí está Flora poniéndole los últimos detalles a su caja con washi tape. Flora, que aun con la pata chula aguantó las casi cinco horas de taller sin quejarse lo más mínimo.

Así quedaron las cajas de Pepa y de Sofía. La de Sofía tuvo que cambiar de “estilo” sobre la marcha por un pequeño percance que tuvimos (tuve) fruto de los nervios. Aun así quedó muy bien.

Y así de chula quedó la caja de María con estrellas y erizos de mar. Y, a pesar de la insitencia de Aurora dicéndome que hiciera más fotos… la realidad es que ¡¡¡no tengo más fotos de las cajas!!! Me falta la de Delia, la de Clara, de Lorena, de Aurora…. ufffff… ¡¡¡habrá que hacer otro taller, pero este con copas!!!!

¡¡Hasta la próxima!!

<

 

 

Caja de música personalizada para una doctora. Claro de luna Debussy

Esta caja de música se la regaló Julián a una buena amiga y compañera de carrera.

La Doctora Camprubí (¡¡no sé su nombre!!) terminó la carrera en Junio y su cumpleaños fue en Agosto. Julián le quiso hacer este regalo tan especial combinando a algunos de los protagonistas de su vida: un fonendo, un piano de cola, una mascota que tuvo de niña, un cielo estrellado en el interior de la caja, la melodía de Claro de Luna de Debussy y la partitura en el fondo de la caja.

A Julián le tengo que dar las gracias por haber tenido tanta paciencia conmigo este verano, y por haberme detallado tan bien lo que quería para la caja: color, fotos del piano, del fonendo…. Una de las veces que hablé con él sé que estaba preparando unos exámenes, no sé si de la carrera, el MIR…(tampoco quise preguntar mucho por aquello de no resultar demasiado cotilla).

Le deseo toda la suerte del mundo y espero que mantenga es amistad tan bonita con la Dra. Camprubí.

 

La caja de música con su envoltorio.

Vista de la caja

Detalle del piano por dentro

Visita mi tienda en esdemusicashop.com para conocer más cajas de música.

Caja musical personalizada para Raquel

Esta caja de música tan especial me la encargó Paola este verano para su amiga Raquel. Y ha viajado hasta Argentina.

Así comenzaba el mail que recibí: “Qué tal, mi nombre es Paola y vivo en Buenos Aires, Argentina. He estado buscando por aquí una cajita de música con especiales características, por ejemplo que la melodía sea la Internacional Socialista. Es para regalarle a una amiga, sus padres eran militantes (ambos están desaparecidos) su familia era del PC y creció escuchando esa melodía.”

Raquel es una conocida escritoria Argentina que ganó el Premio Clarín con su novela “Volver” en el año 2008.

La melodía la pude encontrar en unos días. Pero, incluso contando con la ayuda en forma de pistas que me daba Paola, cuando comencé a leer sobre Raquel, esta caja se convirtió para mí en algo difícil. Vuelvo a leer los mails este verano y ¡sí que le dimos vueltas a la cabeza para concretar la idea! Hablamos sobre la actividad pública de Raquel fomentando la literatura entre niños, sobre sus colores favoritos (por cierto muy alegres), sobre la imagen del interior …

La literatura, los niños y los colores terminaron siendo los protagonistas, junto con una frase de Raquel: “Lo imposible solo tarda un poco más”.

¡Muchas gracias Paola por confiar en mí desde tan lejos!

 

Letras de distintos tipos formaban la frase. Por cierto, ¡gracias a Conchita de “La tienda de las Tartas” que me las dejó!

Visita mi tienda en esdemusicashop.com para conocer más cajas de música.

To Zanarkand para aprender piano

Pues eso, que renovarse o morir, y eso es lo que hay que hacer y es lo que me gusta de haber optado por incorporar a las clases una parte de piano moderno (o popular… o como quiera que se le llame… piano en cualquier caso). En este caso se trata de una pieza de la banda sonora del videojuego Final Fantasy que me ha presentado Luis. Es un video juego japonés que se desarrollón en el año 87 y parece ser que es uno de los más influyentes juegos de rol que se han hecho y que ha sido muy innovador en la parte de tratamiento de imágenes y en la música, compuesta por Nobuo Uematsu. Y hasta ahí puedo leer, porque la realidad es que no sé nada de video juegos… a pesar de que mi marido piense que soy casi una profesional por jugar a la Aldea de los Pitufos con el móvil.

Así que vuelvo con Luis. Comenzamos las clases antes de verano. A pesar de ser principiante, las ganas y la ilusión que le pone al piano han hecho que en poco tiempo tenga gran parte del tema “To Zamarkand” dominado. Con esta pieza va a aprender (o ya ha aprendido) sobre digitación, fraseo, matices,… ¡y creo que solo llevamos 6 clases! Para mí, como profe de piano, uno de mis objetivos sería encontrar la pieza “Zanarkand” para cada uno de los alumnos que tengo, en el caso de Luis ha sido fácil porque venía con ella puesta. Así que yo encantada.

Os pongo dos videos (cortesía de Luis) para que conozcais la pieza (los que, como yo antes, no la conoceis, claro):

Solo piano:

Con orquesta:

 

 

 

Cajas de música personalizadas

Desde que comencé a hacer cajas de música, he ido probando distintos materiales, formas de personalizar, manivelas de música distintas, tamaños de caja, tipos de pintura…. Las cajas van evolucionando, cambiando, se van actualizando y ¡nunca van a dejar de hacerlo! Siempre buscaré nuevas formas y materiales ¡es una de las cosas que me gusta de este oficio de hacer cajas!

Además de la nueva presentación de la que hablé en el post anterior, también en julio incorporé el washi tape a mis cajas de música. Empecé a escuchar (leer) sobre washi tape en tantos blogs que sigo desde que comencé en este pequeño mundo que no tiene fin de las manualidades. En plena temporada de exámenes vi que Diana de Desaforando hacía un taller de Washi en Aravaca y allá que nos fuimos Eva y yo con nuestra prole. Los niños quedaron encantados, y nosotras también, con la cantidad de posibilidades que ofrece esta cinta japonesa. Además allí conocí la existencia de Delipapel y de María a la que unos dias más tarde escribí un mail con una “urgencia” por un tema de un pedido que no llegaba y respondió en un pispas. Gracias a ella tengo ahora un montón de washis chulísimos, cajas de madera estupendas para organizarme y tintas para mis sellos. ¡Gracias!

Aquí dejo algunas fotos de las cajas nuevas con washi. Espero que os gusten.

Esta caja me la encargaron María y José Luis para Tomás, el hijo de unos amigos suyos aficionados a la vela.

La caja de Mara tiene a su perro Sugar, peces, estrellas y lunas y el washi que usé es el azul de estrellas que me encanta.

Más washi, sellos y tintas para el packaging.

El borde de la caja de Celia y Coquina.

Tonos azules para la caja de Charlotte

Visita mi tienda en esdemusicashop.com para conocer más cajas de música.

Packaging para cajas de música

Desde que comencé a hacer cajas de música, hace ya algunos meses, uno de mis principales quebraderos de cabeza ha sido encontrar una presentación bonita para entregarlas. También desde hace algunos meses sigo a Self Packaging, en Facebook, Twitter, Pinterest… y donde se tercie… y sabía que tarde o temprano darían con una caja para mis cajas. ¡Y así fue! ¡¡Llegó la caja que me iba a solucionar mi presentación!! Y es tan bonita….Después de darle vueltas a la cabeza (básicamente a los numeritos), de pedir una muestra y equivocarme con las medidas (genial el servicio de Self Packaging) me decidí a empezar a usarla y la verdad es que creo que son la guinda para mis cajas de música. Seguiré trabajando para que sean cada vez más bonitas.

Aquí pongo fotos de algunas de las que he hecho. Están decoradas con sellos distintos de silicona, washi tape y unos sellos muy especiales de madera que me regaló hace unos años mi amigo Pepe por mi cumpleaños, me encanta darles tan buen uso:

Esta caja se la regaló Lourdes a Cristina. Un trocito de cielo. Y dentro estaba el poema tan bonito de Kavafis que he usado en otras cajas, Itaca.

Esta caja es para Charlotte, me la encargó su tia Gala. En la etiqueta pone “Los tesoros de Charlotte”.

Esta caja me la encargó Ana (compañera de clase reencontrada al cabo de los múuuuuuchos años) para su sobrino Gustavo. Pedazo de reto hacer !!!una moto de rally!!! y más si se tiene que combinar con un bebé….

Esta caja fue para la caja de Tintin y Charlie… los dos mano a mano con una Alhambra y una guitarra y de música Bob Dylan.

Esta caja me la encargó Jesús a principios de verano… por ahora solo enseño el envoltorio porque creo que la destinataria de la caja todavía no la ha visto. Desde luego ha sido una caja especial.

¡¡¡Seguiré haciendo cajas!!! Por dentro y por fuera y espero ir innovando.

 

 

Visita mi tienda en esdemusicashop.com para conocer más cajas de música.

Caja de música personalizada para Pau. Pedida de mano

Esta es la caja de Pau. Con ella, de nuevo he sido partícipe de un momento especial en la vida de dos personas. Con ella, Pau le ha pedido matrimonio a Patricia, y en un viaje a París nada más y nada menos.

Hace ya más de un mes que recibí el correo de Pau contándome cuál era su idea. Desde luego que para mí era todo un reto, me hablaba de conjugar un diseño de un amigo, con una canción de los Pixies y con un soporte especial para un anillo de compromiso. La canción no fue posible conseguirla pero fue sustituida por el Vals de la película de Amelie, que resulta que encaja con Patricia al 100×100.

Como soporte del anillo hice una caja de arcilla dentro de la propia caja.

En lugar del papel que uso habitualmente usé carteles de la película de Amelie.

La frase que eligió Pau la hice con sellos y tinta sobre tres formas de corazón.

Pau tuvo unas semanas de mucho trabajo y tardó en escribirme después de su viaje a París con Patricia. Tengo que confesar que estaba un poco intranquila pensando que algo había pasado. Pensamientos del tipo “A Patricia no le ha gustado la caja”… “Le ha pedido que se case y le ha dicho que no!!”… Muy al estilo “madre cenizo”… pero la realidad es que ¡¡¡¡SE CASAN!!! Patricia le dijo que sí, así que aquí tenemos un final tipo “Fueron felices como perdices…” Y una de mis cajitas ahí delante de ellos… viéndolo todo.

Mucha suerte a la pareja.

Visita mi tienda en esdemusicashop.com para conocer más cajas de música.

Caja de música personalizada para un Cabopalero. Faro, gambeta y mojitos

Esta es la caja de música de un Cabopalero que cumplió 40 años… hace ya más de un mes.

Es la vista del faro de Cabo de Palos desde más o menos el Entremares. Hace años (verano del 99) había un sitio que se llamaba Morro Bay donde hacían unos mojitos riquísimos.

La música de la caja es de Van Morrison, “Have I told you lately….?”. El faro por la noche, un par de mojitos, los pies descalzos en la arena y la música de Van Morrison…lujo cabopalero. ¡¡Felicidades!!

Las islas Hormiga, el espigón, el “crespinillo” del faro.

Las chanclas al lado de la gambeta.

Visita mi tienda en esdemusicashop.com para conocer más cajas de música.

Caja de música personalizada para un músico. Guitarra

Aquí os dejo unas fotos de una de las últimas cajas. En este caso ha sido un regalo para un músico. La etiqueta está hecha con un cortador en forma de corazón y las letras fijadas con sellos de silicona y tinta. Me gusta mucho la combinación del color de la caja con el papel de dentro (muy masculino). La música es el canon de Pachelbel.

Visita mi tienda en esdemusicashop.com para conocer más cajas de música.

Caja de música regalo de primera Comunión

Esta es la caja de música de Rocío y de Lucas. Me la encargó Rocío para la Primera Comunión de Lucas. Son ellos dos pescando pulpos y cangrejos en Cabo de Palos con el cubo y los salabres.

¡Qué responsabilidad hacer esta caja! Primero, por la ilusión que le hacía a Rocío tener un recuerdo de los dos juntos (madre e hijo). Y segundo porque sé que Lucas, además de un hombretón de mar, es un experto con la plastilina. Su regalo para los invitados de su comunión ha sido una figurita hecha por él mismo de algún pez, pulpo, tiburón o delfín. Estoy segura de que habrá usado el libro que le regalaron sus padres por su cumple, el que usan los buceadores para estudiar la flora y la fauna de la zona porque se puede mojar. ¡Si es que no puede ser más majo!

Cuando Rocío y yo  hablamos de la caja, hace ya meses, no hizo falta pensar mucho para llegar a la conclusión de el verano, Cabo de Palos y la pesca son las primeras imagenes que, estos últimos años, te vienen a la cabeza cuando piensas en la pareja.  Es fácil verlos cualquier tarde de verano, en la barra del lado de la iglesia o, ahora que Lucas ya es más mayor, por la zona de las escalerillas. Buceando, nadando, persiguiendo pulpos o buscando crancas cada vez má grandes. Después de cada jornada de pesca devuelven sus trofeos al mar y así las crancas y los pulpos pueden ir cada uno a su cueva, a su roca o a su trocito de arena donde se reponen para volver al dia siguiente a sus juegos con Lucas y Rocío. Como viejos amigos.

Pues eso somos Rocío y yo, viejas amigas. Y de la misma forma que nuestros veranos se pasaban antes entre baños, sol, pies descalzos y bailes en el Mickey ahora transcurren entre sol, baños, pies descalzos y nuestros hijos saltando de roca en roca y destilando salud. Tampoco está mal.

¡¡¡Un besazo a otra familia cabopalera!!!

Detalle de los amigos de Lucas, las crancas y el pulpo. La red está hecha con hilos de arcilla entretejidos.

Detalle de la etiqueta con la fecha de la Primera Comunión de Lucas.

Para hacer el pelo de Rocío mezclé con el marrón tonos rojizos. Le hice una sesión de peluquería pero con arcilla. El pelo de verano, con sus rizos y sus cosas.

La música que eligió Rocío fue el Vals de Amelie. No falla.

Visita mi tienda en esdemusicashop.com para conocer más cajas de música.