InicioBlog

Blog

5. Flamenco Lucía

Esta caja de música es el regalo de Ana y Aarón para Lucía. Está pensada con cariño. Con ese tan espontáneo que sale cuando ves nacer a los hijos de las personas que quieres. Yo les llamo los primeros niños del entorno. Los hijos de una hermana, de una íntima amiga, de una prima…. Traen alegría y sensaciones distintas, marcan el principio de una nueva etapa.

Yo he tenido tres primeros niños en mi entorno. El primero fue Joaquín, el hijo de Delia. A mí me pillo a contrapié. Andaba yo pensando en que si me gustaba más o menos el trabajo, si me iba a casar en invierno o en verano y cosas por el estilo cuando de repente nació. Y me acuerdo de un día en casa de Delia, cuando todavía vivía en Murcia, que estaba Joaquín con esos ojos azules que ya prometían en aquel momento. Lo mirábamos como a un ser intergaláctico, todo pequeño y tranquilo. Sin saber si ponerlo al sol por aquello de la vitamina D o quitarlo por aquello del sol y porque el niño se estaba poniendo rojo. Seguridad pasmosa, instinto maternal en estado puro.

La segunda es Clara, la sobrina de Ignacio y Majo. Quizá es un entorno retirado, es cierto que no era mi sobrina ni hija de una amiga íntima… pero era la sobrina de unos amigos. Y aunque obviamente nosotros todavía no teníamos hijos y seguíamos con nuestras cenas y nuestras copas, también vimos vídeos y fotos de Clarita y observamos las caras de embobados de los tíos y pensamos que qué bonito era eso de tener un bebé cerca.

La tercera niña fue Celia. Ella fue el primer bebé, la primera sobrina, la primera nieta, la que trajo ilusión y la que nos hizo ver que después de las épocas malas siempre vienen luego otras buenas. La más fotografiada, la más observada, con ese no pelo y luego esos rizos. No sé si ella es consciente de lo importante que fue para nosotros simplemente que naciera.

Luego ya vienen tus hijos propios y esa ya es otra historia. Entonces sí que sí empieza una nueva etapa.

Le he insistido a Ana para que dedicara la caja a Lucía porque sabía que era especial. Y le agradezco que me deje acompañar la caja con lo que ha escrito para su amiga Patty. Enhorabuena a los padres y a los amigos de los padres. Probablemente ahora os veréis menos y cambiarán algo las conversaciones, pero ahí seguiréis. Otra etapa.

“Hermanas, no de sangre, pero si de vida, así lo firmamos en nuestras andanzas Torinesas. A día de hoy, ocho años después, tenemos con nosotros a la pequeña Lucía. Espero que cuando sea mayor y abra la caja del flamenco rosa (acompañada de Stand by me), esboce una sonrisa acordándose de “La Bruna”. Enhorabuena Patty y Albert. Mucho amor”.

 

Suena Stand by me.

 

 

02. Caja de Ana

La caja de música de Ana es muy alegre. Podría llamarse la caja “Sitting on top of the world“, igual que la canción, que te viene a decir que qué más da lo que pase, que yo estoy sentada justo on top of the world (como un blues de los años 30 pero con final feliz).

Pues así está Ana: sentada on top of the world y rodeada de planetas de colores. Ya me lo dijo Ignacia cuando me encargó la caja, que el 1,80 de estatura de Ana le daba otra perspectiva de la vida. Desde arriba se ven las cosas de forma distinta. Alguna utilidad habrá que darle a esos centímetros de más. Vamos, digo yo.

La cabeza pensante de Ignacia tenía clarísimo qué cosas quería que hubiera en la caja: unos planetas, unos planos de arquitecto, una cámara de fotos, unos árboles frutales y su amiga del alma y de la infancia Ana vestida con un kimono de flores muy favorecedor (y hablo con propiedad porque he visto la foto). A mí también me habría gustado incluir las manos de Ana con sus uñas pintadas cada una de un color, porque así fue como la conocí yo hace algunos veranos en Cabo de Palos, tan sonriente y tan de colores. Como en su caja. Los árboles frutales fueron sustituidos por cítricos en una cesta de esparto, que son más de secano y más de sol, que con tanta niebla no sé cómo habéis superado este invierno.

Suena Boig per tu.

Gracias a las dos por haberme dejado meterme un poquito entre vosotras amigas de las de siempre. Y gracias por las llamadas de teléfono para contarme, que me alegraron la Navidad y la vuelta al cole….¡ánimo Ana con la música!

Detalle de la cámara de fotos, la cesta de cítricos y el kimono.

 

 

 

 

04. Caja Alberto Ojeda

Esta es la caja de música de Alberto. Fue un regalo de Navidad para su prometida.

Fuimos pensando la caja durante algunos correos electrónicos y whatsapp: su canción, el Citroen, la rosa como la invitación para su futura boda, las alianzas, la fecha…. los calcetines de Garfield recordando la pedida no pudieron ser 😉 , pero lo intentamos.

Después de recibirla Alberto me escribió un mail muy cariñoso contándome lo que había gustado la caja, a su pareja, a sus padres, a las amigas de ella… Y yo se lo agradezco infinito porque esos mails son lo más bonito de mi oficio.

Aquí podéis ver algunas fotos de la caja:

Las alianzas y una fecha muy especial para ellos.

Adaptación del tema de Sergio Dalma “Tú y yo” a una manivela de 15 notas. Se trata de una canción con mucho significado para ellos.

10. Boda James and Tracy

Estas cajas de música me las pidió Tracy para su boda con James. Ya hace un par de meses que se las envié, pero no he querido publicarlas hasta que hubiera pasado la boda.

Se han ido nada más y nada menos que a Australia. El diseño está basado en los colores de la boda: oro, blanco y rosa oro. La música que han elegido ha sido el Canon de Pachelbel, un clásico que nos gusta a todos.

Una alegría saber que mis cajitas viajan a lugares tan lejanos y que están presentes en días tan felices como el de la boda de Tracy y James.

Si quieres celebrar tu boda con un detalle único como estas cajitas, escríbeme a hola@esdemusicashop.com

03-caja-de-musica-super-lawyer

 

La semana pasada fui a Madrid a recoger unos encargos, ir a la imprenta, comprar pintura…. perderme yendo de un sitio a otro. Lo habitual. Normalmente lo llevo bien.. pero ese día y con ese tiempo de Madrid tan frío y tan sin sol, no andaba yo del mejor humor. Gracias a que me suelo perder con mucha gracia fui a parar a la calle donde vive Delia justo en el momento en el que había un sitio libre para el coche debajo de su casa. Estaba cantado. Un café imprevisto le arregla el día a cualquiera. Y así ocurrió, me tomé el café, hablamos de cosas intrascendentes y nos despedimos. Yo ya con el sol metido en el cuerpo.

Entre otras cosas salió en la conversación una película (o una serie… ya no sé) que tenía que ver. Me hizo gracia la recomendación de Delia, porque la relacionó con una canción. Me dijo: “con la serie te pasa como en la canción de La cabra mecánica y María Jiménez”, “si hombre sí, la de la lista de la compra“, “la de que el mundo te parece más amable, más humano, menos raro…”.

Pues eso, que hay personas, películas, canciones, momentos… que son amables, humanos, te dejan un buen sabor de boca y hacen que desaparezca la sombra y el frío. Como Delia, como la serie que me recomendó (que no recuerdo cuál era) y como el Super Lawyer a quien va dirigida esta caja de música. Así me lo describieron, y eso querían que reflejara la caja. Porque da mucho gusto encontrarse gente así.

Suena Carros de Fuego

 

Caja de música a medida ballena y faro

Esta caja de música me la encargó Alicia hace poco. Ya sabía que iba a ser una de mis preferidas, con el mar, el faro y dos ballenas no podía ser de otra forma.

¿Qué tendrán los faros que a todos nos gustan? He hecho el faro de Chipiona en varias ocasiones, también el faro canario al lado de donde se fue a vivir un médico, y cómo no, he hecho el faro de Cabo de Palos, ese es el mío.

Aquí os dejo una pequeña historia de Mario Benedetti donde se personifica un faro y se explica su angustia en una noche en la que se quedó sin luz.

El faro (Mario Benedetti) A aquel faro le gustaba su tarea, no sólo porque le permitía ayudar, merced a su sencillo e imprescindible foco, a veleros, yates y remolcadores hasta que se perdían en algún recodo del horizonte, sino también porque le dejaba entrever, con astuta intermitencia, a ciertas parejitas que hacían y deshacían el amor en el discreto refugio de algún auto estacionado más allá de las rocas. Aquel faro era incurablemente optimista y no estaba dispuesto a cambiar por ningún otro su alegre oficio de iluminador. Se imaginaba que la noche no podía ser noche sin su luz, creía que ésta era la única estrella a flor de tierra pero sobre todo a flor de agua, y hasta se hacía la ilusión de que su clásica intermitencia era el equivalente de una risa saludable y candorosa. Así hasta que en una ocasión aciaga se quedó sin luz. Vaya a saber por qué sinrazón mecánica el mecanismo autónomo falló y la noche puso toda su oscuridad a disposición del encrespado mar. Para peor de los males se desató una tormenta con relámpagos, truenos y toda la compañía. El faro no pudo conciliar el sueño. La espesa oscuridad siempre le provocaba insomnio, además de náuseas. Sólo cuando al alba el otro faro, también llamado sol, fue encendiendo de a poco la ribera y el oleaje, el faro del cuento tuvo noción de la tragedia. Ahí nomás, a pocas millas de su torre grisácea, se veía un velero semihundido. Por supuesto pensó en la gente, en los posibles náufragos, pero sobre todo pensó en el velero, ya que siempre se había sentido más ligado a los barcos que a los barqueros. Sintió que su reacio corazón se estremecía y ya no pudo más. Cerró su ojo de modesto cíclope y lloró dos o tres lágrimas de piedra.

 

  Y aquí cómo suena. La música está hecha en una manivela personalizada de 15 notas. Clocks de Coldplay.

Manivelas de música personalizables con tu propia melodía. Si quieres hacer tu propia música estas son las melodías que necesitas. Adapta las melodías y perfora la tira de papel para que suene la música que quieras.

Existe mucha variedad de manivelas para cajas de música, manuales, automáticas, de 15 notas, 20, 22, 36, 72 notas…. Cada una tiene su particularidad.

En mi caso, las manivelas que tengo son todas manuales de 18 notas o personalizables de 15, 20 o 30 notas. Las canciones las puedo adaptar a las que funcionan con una tira de papel. Una de las particularidades que tienen es que la melodía se puede alargar un poco y además la manivela en sí funciona como un pequeño instrumento que se puede usar para todas las melodías que se quiera, como una pianola antigua. Se mete el papel perforado a mano con la melodía y se hace sonar la música.

Por distintos motivos me he encontrado con la misma melodía en varias adaptaciones distintas, en la convencional de 18 notas (la de cilindro metálico sin tira de papel) y alguna de las versiones personalizables. Cada manivela tiene su público y sus paticularidades, y para gustos, los colores. Yo tengo debilidad especial dentro de las personalizables por las de 30 notas, pero es algo personal.

Estos son ejemplos de la misma melodía adaptada en distintas melodías:

CINEMA PARADISO en manivela de 15 notas

CINEMA PARADISO en manivela de cilindro metálico convencional

YOU ARE MY SUNSHINE en manivela de 30 notas personalizable

YOU ARE MY SUNSHINE en manivela de 15 notas, que hice para Fernando, un hada que se me apareció en versión masculina hace unos dos años.

YOU ARE MY SUNSHINE en manivela convencional de cilindro metálico.

I CAN`T TAKE MY EYES FROM YOU en manivela de 15 notas

I CAN`T TAKE MY EYES FROM YOU en manivela convencional

DAVY JONES THEME en manivela de 15 notas

DAVY JONES THEME en manivela de cilindro metálico

HASTA MI FINAL de IL DIVO en manivela de 20 notas personalizable

HASTA MI FINAL de IL DIVO en manivela de 15 notas personalizable

Puedes ver parte de mi trabajo en el canal de YouTube.

También puedes conocer más sobre cómo se hace una caja de música a medida en este vídeo.

Minicaja de música personalizada con la Nana de Brahms y de mozart para regalar a los invitados del bautizo

Este fin de semana ha sido el bautizo de Marina.

Sus padres van a regalar a sus familiares y amigos las mini cajas de música de bebé con un packaging personalizado.

Las melodías de las minicajas de música de Marina son muy especiales. La primera de ellas se llama “Can`t take my eyes off you”. Es una de mis favoritas.  Siempre la he asociado a enamoramientos convencionales y ahora que ha sido una de las elegidas para Marina me doy cuenta de que también es ideal para un bebé, es así, que es lo que se siente y lo que se piensa cuando tienes a un bebé. “No puedo apartar mis ojos de ti” o “You are just too good to be true”.

Las otras dos melodías han sido la nana de Brahms y la nana de Mozart, compuestas hace algún siglo. Las nanas han existido desde siempre, desde que existen mamás que quieren dormir a sus bebés en cualquier parte del mundo. Cuando Marina tenga sueño o se encuentre un poco mal su madre le cogerá en brazos y le acurrucará muy cerca de ella tarareando algo que le tranquilizará y le hará sentirse más segura. Eso es una nana. Son canciones que han pasado de mamá a mamá… canciones de ritmos suaves, lentos y  melodías siempre agradables que hacen mucho bien a los niños que las escuchan, a niños como tú. Cuando se tienen poquitos meses la verdad es que te tranquiliza más la voz de mamá que la de papá, quizá porque has pasado nueve meses en su barriga.

A Marina le deseo que siempre esté acompañada de música. A las nanas de mamá se le unirán las canciones de papá y después las del colegio, las de los amigos… que tenga música por todas partes. Música que le ayude a pensar, a hacerse mayor, música que le traerá recuerdos o simplemente que le gustará, pero siempre música.

El packaging está personalizado uno a uno con el nombre de Marina escrito con rotulador caligráfico.

esdemusica-varias-cajas

 

¡Estoy buscando un regalo original, diferente, que entusiasme y que sea personalizado! Cuántas veces hemos oído esta frase o la hemos pronunciado…

Esdemusica propone regalar música, algo que es universalmente disfrutado y celebrado, un idioma que se entiende en todo el planeta, algo que nos recuerda a cosas, hechos y personas. La música forma parte de nuestras vidas.

Para regalar música hay varias maneras, nosotros proponemos meterla en una caja y así poderla manejar de forma práctica, enviar a los seres queridos y tenerla presente en cualquier ocasión.

Para personalizar una caja de música contamos con 3 elementos:

La melodía. Seleccionar la melodía en función de recuerdos, de su música favorita, de su afición o actividad. Es una de las mejores maneras de personalizar un regalo y de demostrar que pensamos en la otra persona. La caja. Meter su música favorita en una caja comporta pensar en el uso que le daremos a la caja y eso nos ayudará a encontrar la forma y el tamaño adecuados. La decoración. Personalizar la caja de música para que sea un regalo especial y absolutamente dirigido a la persona que queremos. Pensamos en sus hobbies, aficiones, trabajo o pasión y mediante figuras y arte conseguimos que reciba el regalo más original y personalizado que existe.

Todavía quedamos muchos que denostamos los regalos sin valor, hechos en serie, muchas veces en China, que parecen faltos de personalidad y de dedicación y para todos nosotros es para quien las cajas de música de Esdemúsica van dirigidas.

Las cajas de música personalizadas no son sólo un regalo ideal para nuestros seres queridos, hay una corriente importante de empresas que quieren celebrar eventos o aniversarios con recuerdos y regalos que se diferencien de los típicos bolis o llaveros del mercado publicitario y quieren ir más allá, regalando esencia y personalidad, objetos que perdurarán en la memoria de los clientes o proveedores y que estarán presentes físicamente en sus vidas, como por ejemplo una caja de música con la marca de la empresa, con una melodía personalizada, que recuerde al equipo y a la organización, un regalos diferente y original que nos diferenciará de los demás.

Hablando de personalización y cajas de música, en Esdemusica contamos con un producto que reúne estas características y además fomenta la creatividad. Las cajas de música DIY, cajas donde compras los elementos y tu mismo creas el producto ya sea para ti o para regalar, no sólo música sino un poco de ti. Los packs DIY ofrecen muchas posibilidades, manivelas con distinta cantidad de notas, melodías casi infinitas, madera para pintar de todas las maneras que se te ocurran.

Regalar pensando en la otra persona es la manera de acertar seguro. Si incluimos el vehículo universal que es la música y lo convertimos en un objeto como por ejemplo una caja y le damos el toque personal ya sea nuestro o para la persona a quien queremos regalar y además seleccionamos la melodía que más le puede gustar o que le recuerde a algo, sin duda tendremos el regalo perfecto.

Regala cajas de música personalizadas y aportarás tu grano de arena para hacer el mundo un poco mejor. En Esdemusica estaremos encantados de darte toda la información que necesites y por supuesto las mejores ideas.

Te esperamos.

 

diy30notas

Las manivelas personalizables tienen algo especial, algo de pianola antigua, de las que se hacían sonar con un rollo de papel perforado.

El sistema de las manivelas que uso para personalizar las melodías es igual pero en pequeño y ofrece las mismas posibilidades que esas pianolas. Se puede cambiar de canción las veces que quieras cambiando la tira de papel perforada (o el rollo de papel en el caso de la pianola). Y además lo haces sonar tú mismo girando la manivela, como un pequeño instrumento.

Las manivelas de 30 notas, como ya he dicho en otras ocasiones, son las más completas, por el número de notas y por el sonido. Con este post quiero ordenar un poco “la casa” de las manivelas e ir recopilando las que voy haciendo. Están todas en el canal de Youtube, pero creo que así es un poco más fácil. Ahí van:

“Memory” de Cowboy Bebop. “Detener el Tiempo” de Bernardo Vazquez. “Careless Whisper” de George Michael. “My Neighbor” de Totoro. “Path of the Wind” de Totoro. “You are my Sunshine” de Johnny Cash. Tema de “Sailor Moon”. “Ave Maria” de Caccini. “Nana de Agosto” de Christina Rosenvinge. “Can’t Help Falling in Love With You” de Elvis Presley. “Island Groovies” de Makeout Videotape.  “Black Flies” de Ben Howard. “Compta Amb Mi” de Txarango. “I’ll Be There for You” de FRIENDS. “I’ll Be There for You” Estribillo de FRIENDS.  Tema de “Steven Universe”. “Love is a Mistery” de Ludovico Einaudi. “Who Wants to Live Forever” de Queen. “Ain’t No Sunshine” de Bill Withers. “The House of the Rising Sun” de The Animals.  Caja de música “No Puedo Vivir Sin Ti” de Los Ronaldos. Manivela “No Puedo Vivir sin Ti” de los Ronaldos.  Tema de “Castle in the Sky”. Melodía “Romeo and Juliet”. “Dancer” de Richard Clayderman. “Perfect Day” de Lou Reed.  “Fly” de Ludovico Einaudi.  “Thunder Road” de Bruce Springsteen. Bolero “Toda una Vida”. Bolero “Dos Gardenias para Tí”.

Si quieres encargar tu melodía personalizada en una manivela de 30 notas puedes hacerlo escribiéndome a rociorubira@esdemusicashop.com. También puedes comprar algunas de las que has podido escuchar en este post en este enlace. Usa el cupón melodiade30notas para obtener un 15% de descuento.

También puedes comprar esta manivela y componer tu propia música en este enlace.